Equipo

Clara Romaguera de Gil

Deformación periodista y de formación en el ámbito de la cooperación y la educación crítica. Me defino como comunicadora social. Creo en las alternativas, en opciones más justas y en la acción. Me apasiona viajar y empaparme de lo posible, de nuestro poder de cambio y de las herramientas de transformación social.

Cuando cumplí los 20 años decidí ir a vivir a México con la inquietud de conocer otras culturas, y desde entonces he vivido también en Ecuador, Holanda y Guinea-Bissau, y he aprendido que compartimos ideales, preocupaciones, luchas y crisis en todos los pueblos del mundo. De allí nació una convicción que se convirtió en un lema vital: “piensa global actúa local”, es decir, somos un solo mundo con infinidad de realidades concretas.

En ese camino de vaivenes, surcando qué puedo aportar yo en esta maraña de posibilidades, es donde voy trabajando para que la comunicación también sea una herramienta al servicio de todas las personas que trabajan para un mundo más habitable, que permita conectarnos, trabajar en red y compartir conocimientos.

Arpad Pou Hanacsek

Nací cuando mis padres compraron su primera tele en color. De ahí surgió un amor irrevocable hacia aquella Anita Ekberg de La Bola de cristal llamada Alaska. Mi madre siempre decía que me quedaba deslumbrado delante de la tele viéndola, pues prefería las voluptuosidades españolas que me entregaba la televisión que cualquier otra dosis de realidad.

Quise dedicarme a la vida contemplativa y estudié Filosofía en Barcelona por si acaso resolvía el trauma humano sobre el sentido de la vida. Descubrí que la respuesta no la tenía la carrera sino ver simplemente a los Monthy Python.

Mi gran pasión fue siempre el cine y poder escribir. Así que estudié técnicas de creación y construcción del guión cinematográfico y el manejo de la cámara de video y la fotografía digital mientras me dedicaba a emular la vida de Jean-Luc Godard adquiriendo incluso su propia identidad.

Ahora quiero que mis dos grandes pasiones sean en algún momento una pequeña contribución a mejorar ese pedazo de mundo en el que vivimos, porque uno no se puede mantener al margen de la realidad, incluso sabiendo que su principal enemigo es Mario Vaquerizo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s