“A la gente no le gusta que los presidentes se transformen en reyes”

[Leer en catalán en La Directa]

La senadora y pareja del presidente José Mujica nos habla del legado del gobernante uruguayo

Uno podría creer erróneamente que Lucía Topolansky vive a la sombra de su marido José “Pepe” Mujica. Sin embargo, su historia personal y su vida política es tan significativa como la del propio Presidente. Ex guerrillera del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN), fue encarcelada durante trece años sufriendo innumerables torturas físicas y psicológicas. Tras su liberación en 1985, fundó, junto a Mujica y otros compañeros, el Movimiento de Participación Popular (MPP) que rápidamente se integró al partido de izquierdas Frente Amplio que hoy gobierna el país. Actualmente es senadora de la República y una de las personas más influyentes de la política en Uruguay.

En la noche de las elecciones, en la sede central del Frente Amplio, Lucía Topolansky responde sosegada en medio del bullicio de la prensa y de otros compañeros de partido. Pendientes de los escrutinios que se están retransmitiendo en directo, la actual senadora y esposa del hombre que ha dado un vuelco al país, nos retrata la figura del Presidente Mujica durante estos cinco años de gobierno.

Como usted sabe, a nivel internacional, José Mujica es alguien admirado por su estilo de vida y sus discursos que han dado la vuelta al mundo. La prensa lo ha catalogado como “el Presidente más pobre del mundo”. ¿Cree que esta figura que representa Mujica es la misma para la gente de Uruguay que para el exterior?

Los uruguayos a veces andamos con la pálida al hombro (incrédulos). Aquí aparece un uruguayo que saca un premio en el mundo: ¿y cómo? -se pregunta-, ¡es mi vecino; no puede ser! Así que en Uruguay hay muchísima gente que lo quiere, que incluso ya ha manifestado en este último mes que lo van a extrañar en pila, porque es un presidente que si yo lo tengo que definir con una palabra diría que es un presidente de cercanías, y eso la población lo aprecia muchísimo.

Hoy en día se ha generado una distancia entre la clase política y la ciudadanía que hace que ésta haya manifestado el descrédito hacia sus gobernantes. ¿Cree que esta cercanía de la que usted habla ha sido de alguna manera revolucionaria?

Este gobierno fue de mucho diálogo. Yo creo que eso fue una novedad que trajo la “Administración Mujica” y que va a pesar sea quien sea el próximo presidente, porque la población no es tonta; se acostumbra a lo bueno, y eso el ciudadano se lo va a reclamar al nuevo presidente.

Política de igual a igual…

Creo que el sentido republicano que tiene este país por cómo fue su historia hace que la gente no le guste que los presidentes se transformen en reyes, en cosas lejanas a la población. Esto es positivo y creo que Mujica lo interpretó muy bien. Él repitió mucho esa frase “nadie es más que nadie” para significar la cercanía con el pueblo. Lo mismo hizo con los hechos, viviendo en nuestra chacra, siendo un ciudadano más, pero con más responsabilidades.

¿Cómo cree que va a cambiar la imagen de Uruguay en el exterior ahora que Mujica deja la presidencia del país?

Yo creo que si el Frente Amplio sigue en el gobierno esa imagen va a seguir desarrollándose, porque Mujica representa una historia, un país, la condensación de un momento; aunque él no lo es todo.

Uruguay tiene un porcentaje medio de participación en las elecciones del 85% y una alta implicación política de sus ciudadanos. ¿Qué cree usted sobre la importancia de que los pueblos puedan decidir qué país quieren?

Es fundamental. Por suerte Uruguay siempre ha sido un pueblo muy politizado, la gente opina de política y yo siento un orgullo por ello, no es un país indiferente. Yo digo que nadie se puede quedar en casa el día de la votación, porque si nosotros no hacemos nada para incidir en los resultados estamos bastante inhabilitados para opinar. […] Lo mejor de todo es la participación; las urnas es parte de ella pero no lo es todo; la gente también se organiza en sindicatos, en gremiales, en asociaciones, ¡y esta es otra parte importantísima!

¿Qué planes tiene “Pepe” después de dejar la presidencia el próximo mes de marzo?

Mujica no se va para la casa, ni para la jubilación, ni para el retiro. Él va a seguir en el Senado de la República. Tiene una enorme agenda de invitaciones para ir a dar conferencias por el mundo e incluso le han propuesto para Secretario de Unasur. Así que para los que no les gusta Mujica va a seguir molestando y para los que les gusta va a estar ahí militando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s