Una economía solidaria para una economía de la oportunidad

¿Qué pueden tener en común este conjunto de palabras? Banco, universidad, economía, comunidad, trabajo colectivo. Termitas y Elefantes, en su paso por Brasil conociendo experiencias que nos muestran otras maneras de construir una sociedad más justa, se topó con una de esas iniciativas que merecen ser contadas para que nos sirva como herramienta a aplicar en nuestro entorno más cercano.

En la ciudad de Sâo Carlos, en el estado de Sâo Paulo, conocimos el Banco Comunitario Nascente, un proyecto que empezó en 2012 con tres objetivos principales. En primer lugar, proporcionar el desarrollo del territorio donde se ubica, que suelen ser barrios con fuertes dificultades económicas y de crecimiento, para así fortalecer la economía local. Para ello se creó una moneda social que circula entre los diversos comercios de la comunidad. En segundo lugar, que su población tenga acceso a servicios financieros para incrementar la sostenibilidad de las actividades económicas populares basadas en el trabajo conjunto, la práctica de la solidaridad, la confianza y la cooperación. Y por último, garantizar el acceso a los derechos de la ciudadanía.

El banco Nascente, integrado principalmente por mujeres, se reúne regularmente para tomar, de forma grupal, las decisiones relacionadas con la actividad propia del banco, como iniciativas propias que sirvan para recaudar dinero que luego se destinará a proyectos individuales o colectivos para el barrio. La principal característica de este banco es que es autogestionado.

Actualmente en Brasil existen más de 60 bancos comunitarios que configuran la Red Brasilera de Bancos Comunitarios. El banco Nascente también es miembro de esta red, pero además integra la Red de Educación Ciudadana y recibe el acompañamiento y la formación de la Numi-Ecosol de la Universidad Federal de Sâo Carlos. El Núcleo Multidisciplinar e Integrado de Estudos, Formação e Intervenção em Economia Solidária (Numi-Ecosol) se encarga, principalmente, de investigar, formar y apoyar emprendimientos sociales de desarrollo local que tengan como eje la economía solidaria.

El Banco Comunitario Nascente es un ejemplo que muestra otras maneras de relacionarnos económicamente, desde una perspectiva comunitaria y de desarrollo local, situando en el centro de la actividad la cooperación y el apoyo mutuo, e involucrando a la universidad como ente generador de conocimiento e innovación al servicio de las transformaciones sociales; porque crear un mundo nuevo es tarea de tod@s.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s